27 de julio de 2010

"The Gold Experience" (1995)


El desenlace y ruptura definitiva entre Prince y Warner se produjo en 1995 con la publicación del ansiado "The Gold Experience", un disco supuestamente finalizado con más de un año de antelación a su publicación, al que Prince quería dar salida cuanto antes, y que finalmente sufrió alguna que otra variación en el set-list final. El artista ya venía amenazando a lo grande con dedicarse a sacar discos por su cuenta. Sin ir más lejos en marzo daba otro golpe en la mesa y publicaba "Exodus", un disco funk donde se tapaba destrás de un sombrero en medio de la New Power Generation, siendo él mismo el que estaba a las riendas de toda la producción colandose incluso en las listas de ventas. Así, en septiembre, el artista venció la batalla por la publicación de la experiencia de oro y ambas partes dejaron definitivamente de mirarse a los ojos. El disco venía apadrinado por el exitoso "The Most Beautiful Girl In The World" que el artista ya había publicado por su cuenta en un EP de remezclas el año anterior. La promoción del disco, aupada en gran medida por el propio artista solo ante la intemperie, fue bastante notoria, alcanzando el número 6 en las listas pop americanas, el 2 en las de R&B y el 4 en las listas británicas. En su país se convirtió en Disco de Oro a finales de ese mismo año.

19 de julio de 2010

Portugal 18 de julio: Prince en concierto

A pesar de que Prince ya ha dicho en demasiadas ocasiones que no volvería a tocar sus éxitos en directo y en otras tantas ha incumplido con dicha retórica, es justo reconocer que tiene su lógica el volver a tocarlos ante la gira de conciertos que está realizando en algunos de los Festivales de música más importantes de este verano en Europa. Además, creo detectar en él un meritorio empeño por entregarse una vez más en cada concierto. Le percibo motivado.

15 de julio de 2010

"20ten" (2010)


Gran idea de Prince la de regalar este disco inicialmente a través de prensa dominical en algunos países europeos. Realmente el disco no está a la altura de lo que es este músico. El artista que muy recientemente ha tachado en una entrevista de "totalmente caduca" la opción de distribuir música a través de internet, acaba de rematar la faena con la publicación de uno de los discos más flojos de su carrera. Sin duda, internet, cuna de artistas alternativos de mucha calidad que no encuentran su sitio en la gran industria, ofrecen obras infinitamente mejores que las de este contrastado músico en este último álbum.

El disco trata de recuperar su sonido ochentero, o tal vez, su consolidado "Minneapolis Sound", pero ese homenaje ya se lo permitió con el anterior "MPLSound" (2009) de aceptable calidad. Aunque los últimos discos no pueden calificársele como de novedosos, incuestionable matiz que se hecha de menos desde hace unos años, éstos contenían el típico temazo/s que en cierta medida aupan y animan a continuar creyendo y defendiendo a este extraordinario artista. Este disco carece de temazo alguno, por lo que se situa, para mi gusto, como uno de sus peores álbumes.

"Compassion". Es lastimoso como después de más de 35 discos compuestos pueda publicar esta canción e intentar avivar algún rescoldo de sus inicios con un intento de tema pegadizo con sonido ochentero.

"Beginning Endlessly". Intento de canción actual con base rítmica contundente. Prince se olvida de que esa fórmula está ya más que inventada para las cantantes de música negra actuales. El artista recurre nuevamente a sus propios "auto-coros" de siempre, recurso más que utilizado en los últimos discos.

"Future Soul Song". Balada para el olvido. Más de lo mismo. Ritmo fácil con los típicos coros gospel para intentar contentar a la primera. No quiero imaginarme el video-clip. No, por favor.

"Sticky Like Glue". Tema animado al estilo Prince con el típico acompañamiento de guitarra funky. Aunque no suena novedoso sí tiene algo que lo salva de la quema con respecto al resto del disco. Sigue abusando de sus típicas fórmulas de falsette y medio rapeo a mitad de canción, pero puede decirse que suena a lo que él es hoy día, y eso no tiene ni porque ser bueno ni malo.

"Act Of God". La cosa parece animarse, pero nuevamente este tema no aporta nada. A este nivel tiene temas descartes a montones. Musicalmente pobre, afortunadamente no dura demasiado.

"Lavaux". Nuevamente volvemos a los niveles de la primera canción. No niego que Prince haya innovado en los ochenta con aquel sonido tan particular suyo, pero creo que hoy día, como disco único y nuevo, calcar aquellas mismas fórmulas es absolutamente absurdo.

"Walk In Sand". Creo que Prince lo había hecho realmente bien con las baladas de los últimos discos, sin embargo, un terreno que además domina a la perfección se convierte en pantanoso en este disco. Empalagador y clásico de más. Medio tiempo facilón facilón.

"Sea Of Everything". Lo que venía diciendo. Baladas como esta no creo que le llevara demasiado tiempo componerlas. Después de tanta carrera andada no podemos permitirnos estos conformismos. Bufff, nuevamente lo mismo y lo mismo.

"Everybody Loves Me". La peor de todo el disco. Me resulta incomprensible para los fans que le seguimos desde hace tantos años. Sin duda esto no es para nosotros.

"Laydown". Afortunadamente Prince no podía dejarnos con un sabor de boca tan malo, y con el típico corte oculto, me saca de mi estado de shock con un tema de los que abundan en la industria actual, pero que sirve para poner el CD junto a la demás discografía en mi estantería aunque con bastante resquemor, donde no creo vaya a sacarlo demasiado a menudo.

Hasta el diseño es pobre y el título del disco nada currado. Qué decepción.





3 de julio de 2010

¡¡¡Prince y Stevie Wonder juntos!!!


Aunque duetos como este lleguen con años de retraso, es impresionante ver esta improvisación de Prince recién llegado a Europa en un concierto de Stevie Wonder en París. Llega acompañado por Sheila E., tremenda pista de lo que nos deparará la gira veraniega de julio. Merece ser publicado en el blog. ¡Dios mío! ¡Prince y Stevie Wonder juntos de nuevo! ¡¡¡Ese Superstition!!!

1 de julio de 2010

Reconocimiento en los BET Awards

Mi "despreocupación" por Prince en los últimos tiempos me ha llevado un poco a perder la perspectiva de su carrera cronológica. No sé muy bien cuantas apariciones lleva ya en los BET Awards en los últimos años. El caso es que para este le han dado un premio honorífico por su carrera y le han rendido un cariñoso homenaje.